¿Qué es el Glaucoma?

El compromiso del INSTITUTO OFTALMOLOGICO AMIGÓ (IOA) con el glaucoma su diagnóstico, control y tratamiento, se inicia en 1990, año al que se remontan nuestros historiales más antiguos de pacientes que diagnosticamos entonces de glaucoma y que actualmente continuamos tratando. Este largo compromiso se ha visto aun más reforzado, recientemente, con la incorporación de nuevas tecnologías de vanguardia para el tratamiento del glaucoma excepcionales en Canarias.

En efecto, en 2008 el IOA incorpora la OCT (Tomografía de coherencia óptica), una herramienta única en el diagnostico del glaucoma. Con este avanzadísimo sistema de escáner del nervio óptico y sus fibras nerviosas ahora podemos saber si padece usted de glaucoma o no incluso cuando el resto de los exámenes diagnósticos al uso dan aun resultados negativos o dudosos.

que_es_galu1

OCT del IOA en 2009: un diagnóstico precóz es esencial en el glaucoma

De igual forma, actualmente se sabe que muchos pacientes diagnosticados de presión ocular elevada son victimas de un error intrínseco de los equipos habituales de medición. En 2008 el IOA adquiere el ORA (OCULAR REICHELT ANALYZER), un equipo sofisticado que además de permitir obtener el valor real de la presión intraocular indica la calidad del tejido ocular y la predisposición a padecer de glaucoma.

que_es_galu2

ORA del IOA en 2009: sistema de medida de la presión ocular real en el glaucoma

PERO ¿QUE ES REALMENTE EL GLAUCOMA?

El glaucoma es un grupo de enfermedades del ojo caracterizado por niveles de presión intraocular que dañan progresivamente el nervio óptico y las fibras del nervio que forma parte de la retina en el fondo del ojo. El glaucoma, por algunos denominado “el ladrón silencioso de la visión”, no provoca síntomas por lo general hasta que la enfermedad esta avanzada. Dejado sin tratamiento, el glaucoma daña progresivamente la visión y puede llevar a la ceguera. Aunque esta enfermedad no puede “curarse”, si que puede ser controlada y su empeoramiento detenido conservando así la visión. Por tanto, la clave para proteger su visión es la detección temprana y el correcto tratamiento.

¿ES FRECUENTE EL GLAUCOMA?

Dos de cada 100 personas de más de 40 años de edad padecen de glaucoma en España. Esta enfermedad es la causa del 12 % de los ciegos en el mundo occidental.

¿QUE ES LA PRESIÓN OCULAR?

El humor acuoso es un líquido transparente que rellena la parte anterior del ojo. El acuoso se esta produciendo continuamente por el cuerpo ciliar oculto tras el iris que da color al ojo. Por ello debe salir igualmente del ojo de forma continua y lo hace a través de un tejido con agujeros microscópicos llamado la malla trabecular. La cantidad adecuada, equilibrada, de liquido acuoso en el interior del ojo es la responsable de una presión ocular correcta (generalmente la presión ocular normal está entre 12 y 21 milímetros de mercurio o mm.Hg.). El concepto básico del glaucoma es que si esta presión ocular esta demasiado elevada, puede dañar al nervio óptico (nervio que conduce la visión desde el ojo hasta el cerebro) lo que, de no tratarse, puede resultar en pérdida progresiva del campo visual y finalmente en ceguera.

que_es_galu3

El humor acuoso entra en el ojo y sale del mismo, siguiendo el camino indicado por las flechas rojas. Cuando sale en menor cantidad de la que entra, el resultado es un aumento de la presión del acuoso dentro del ojo (presión ocular).

¿CUAL ES LA PRESIÓN OCULAR NORMAL?

La idea de presión ocular normal simplemente quiere decir que la presión en un ojo concreto puede estar entre 12 y 21 mm. Hg. Sin embargo en algunas personas, una presión ocular “normal” puede ser excesiva para su ojo y dañar al nervio óptico, una condición que se denomina glaucoma de tensión normal y que en nuestro Instituto diagnosticamos con más frecuencia de lo que se pensaba. Por el contrario, en otras personas, una presión ocular elevada o mayor de 21 mm. Hg. no llega a producir daño en el nervio óptico. Por tanto, lo esencial en el glaucoma es el daño progresivo del nervio óptico que suele acompañarse, aunque no siempre, de tensión ocular elevada.

¿INFLUYE LA PRESION ARTERIAL EN LA PRESION DE LOS OJOS?

El concepto de presión ocular elevada es básicamente independiente de la elevación de la tensión arterial. Por tanto hipertensión ocular (tensión en la vista) e hipertensión arterial (tensión medida en el brazo) son enfermedades esencialmente diferentes.

¿EXISTEN DIFERENTES TIPOS DE GLAUCOMA?

En efecto, hay varias formas de glaucoma. Los dos tipos principales son: el llamado Glaucoma crónico de ángulo abierto (GCAA) con mucho el más frecuente, y el más raro o infrecuente glaucoma de ángulo cerrado o ángulo estrecho.

El glaucoma crónico de ángulo abierto suele acompañarse de tensión ocular elevada pero puede también presentarse en forma de glaucoma con tensión aparentemente normal Glaucoma de tensión normal.

¿QUIENES ESTAN EN MAYOR RIESGO DE PADECER GLAUCOMA?

El glaucoma NO esta relacionado con hábitos de trabajo, dietas o estrés o “nervios”. Existen verdaderos factores de riesgo de padecer glaucoma que debe tener en cuenta:

  • La edad: el riesgo de padecer la enfermedad es mayor según aumenta la edad. El glaucoma es muy raro que se presente en menores de 40 años de edad y típicamente lo diagnosticamos a partir de los 50-60 años de edad.
    • Por ello sus ojos deben ser controlados:Una vez a la edad de 35 y otra a los 40 años.
    • A partir de los 40 años, cada 2 a 4 años.
    • Después de los 60 años, cada 1 a 2 años
    • Aquellos con cualquier factor de riesgo aumentado de glaucoma deben ser examinados cada 1 a 2 años a partir de los 35 años.
  • Historia familiar: los familiares próximos (hermanos, padres, hijos) de enfermos diagnosticados de glaucoma crónico de ángulo abierto tienen seis veces mas probabilidades de padecer glaucoma que aquellos cuyos familiares no lo padecen. El principal riesgo es en los hermanos y hermanas, seguido de los padres y los hijos.
  • Presión ocular elevada: típicamente, las personas con una presión ocular mayor de 21 mm. Hg. están en riesgo de padecer glaucoma, aunque la enfermedad puede presentarse incluso con tensiones por debajo de 21.
  • Medicación: El uso prolongado de cortisona y sus derivados (potente antiinflamatorio que se encuentra en muchas medicinas al uso) bien en forma de colirio que la contenga, de inhaladores para el asma, de pastillas o inyecciones para la inflamación o dolor crónico, aumenta claramente el riesgo de padecer glaucoma. Desgraciadamente los vemos con frecuencia injustificadamente utilizados de forma injustificada para el tratamiento de irritaciones o inflamaciones oculares banales. Es muy importante que evite automedicarse y que rechace todo colirio que contenga cortisona o sus derivados (dexametasona, betametasona, prednisona, fluorometolona, etc…) y no le haya sido prescrito por el oftalmólogo.

Si desea más informacion sobre como se detecta el glaucoma pulse aqui.

[Volver] [Inicio]

Síguenos a través de las redes sociales:
Diseñado por sergiohm