Contactología

Qué son las lentes de contacto y quien puede utilizarlas

Las lentes de contacto (también conocidas como lentillas) son unas lentes correctoras o cosméticas que se ponen en el ojo, concretamente sobre la capa lagrimal que cuida y lubrica la córnea (capa transparente en lo más anterior del ojo).

Estas LC son dispositivos médicos y necesitan ser utilizadas y cuidadas de forma apropiada para que no interfieran en la fisiología ocular. Las revisiones de los usuarios son necesarias para el uso seguro y eficaz a largo plazo de las LC.

A diferencia de las gafas, las lentes de contacto es muy raro que se caigan, permiten la practica deportiva, mejoran la estética, mejoran el campo visual y mejoran la visión comparada con gafa en muchos casos. Además, con la gran variedad de lentes disponibles, casi cualquier paciente motivado y de cualquier edad puede utilizarlas, si bien hay que prestar especial atención a ciertos pacientes con problemas oculares determinados.

Si estás pensando en llevar lentillas, lo primero que tienes que hacer es ponerte en contacto con el contactólogo/a del instituto Oftalmologico Amigó y concertar una cita para una adaptación de lentillas. Tras la revisión oftalmológica y si los ojos están sanos y el paciente motivado, se te llevará a cabo la adaptación para determinar cuáles son las lentes de contacto más apropiadas para ti. Para ello disponemos de equipamiento especial para garantizar la perfecta adaptación de tus lentillas.

Tratamientos mediante lentes de contacto

Las lentes de contacto están indicadas para corregir defectos de refracción comunes:

  • MIOPIA
  • HIPERMETROPIA
  • ASTIGMATISMO
  • PRESBICIA (hoy en dia existen las LC bifocales y multifocales)

Además también están indicadas en otras muchas situaciones clínicas:

  • QUERATOCONO
  • TRASPLANTE DE CORNEA
  • AFAQUIA
  • PEDIATRICAS (Las gafas no se apoyan correctamente sobre las caras de los niños de muy corta edad debido al pequeño tamaño de la nariz y a la actividad propia de estas edades).
  • ANISOMETROPIA (diferencia elevada de graduación entre los dos ojos)
  • NISTAGMO (movimiento involuntario y de resorte en uno o ambos ojos)
  • FOTOFOBIA (molestias severas ocasionadas por la luz)
  • ANIRIDIA (ausencia parcial o total del iris)
  • COMO TRATAMIENTO DE OCLUSIÓN (en especial para “los que se quitan el parche” o para niños mayores que las consideran como una alternativa de oclusión estéticamente mas aceptable)
  • PROTESICAS (Pacientes que han perdido la función visual en uno o ambos ojos)
  • CORNEA IRREGULAR
  • CAMBIO DE COLOR DEL IRIS (lentillas de colores)
  • NECESIDADES TERAPEUTICAS O DE VENDAJE
  • INCAPACIDAD PARA UTILIZAR GAFAS DEBIDO A ALERGIAS DE LA PIEL O PROBLEMAS NASALES
  • PRACTICAR DEPORTES
  • CINE Y TEATRO

En que consiste la adaptación

La adaptación de lentillas es un proceso que debe ser realizado minuciosamente para evitar futuras posibles complicaciones, en el que el primer paso debe ser la indicación de las mismas por un oftalmólogo.

Seguidamente el contactólogo/a del instituto hablará contigo sobre tus ojos y tu salud en general; te preguntará cual es el motivo por el que quieres usar lentes de contacto, tus expectativas y evaluara tus características oculares (curvatura, diámetro corneal, sequedad). Con todos estos datos se procederá a adaptarte unas lentillas de prueba.

Es muy posible que tengas que probarte más de un par de lentillas hasta obtener las más adecuadas para ti. Pero eso no te debe preocupar, ya que este proceso de adaptación es gratuito y solo pagarás por tus lentillas definitivas, una vez que el contactólogo/a se asegure que la adaptación es óptima y que ofrecen una comodidad y visión adecuadas.

Poner y quitar las lentes de contacto

Aprender a colocar y retirar tus lentillas es algo muy sencillo. La mayoría de la gente adquiere la habilidad rápidamente, incluso niños, personas de edad avanzada o muy nerviosas pueden estar seguras de que lo tendrán bajo control en una semana. Un contactólogo\a del instituto oftalmologico Amigó te enseñará como colocar y extraer de tus lentillas.

El cuidado progresivo de la lente requiere dedicación de cierto tiempo (por lo menos 5 minutos al dia). Las lentillas reutilizables y sus envases tienen que limpiarse y desinfectarse. Si se limpian y aclaran adecuadamente, se logra eliminar al menos un 95% de las bacterias.

Cuantas horas se pueden usar

El horario, (que puede variar desde unas pocas horas a todo el dia ) se establecera en las instrucciones de uso y mantenimiento de las lentes, dependerá de la fisiología de su cornea, del material de la lente de contacto y finalmente de las horas que el paciente desee y pueda utilizarlas. Es importante cumplir el horario establecido para evitar futuras complicaciones.

Cada cuanto hay que cambiarlas por unas nuevas

El tiempo de reemplazo varía desde lentes desechables de 1 dia (usar y tirar sin otra necesidad de limpiarlas ni de productos de mantenimiento), semanales, quincenales, mensuales, trimetstrales, semestrales, anuales. Cada tiempo de reemplazo tiene sus ventajas e inconvenientes, si bien el reemplazo diario o mensual son los más comunes, siendo las demás modalidades empleadas para lentes diseñadas a medida con parámetros fuera de lo normal.

Que riesgos tienen

Aunque las lentes de contacto blandas le proporcionan al usuario muchos beneficios,es posible que puedan surgir complicaciones. Es imposible realizar un listado de todas las posibles complicaciones, algunas de las cuales pueden llegar a ser graves, por ello, y debido a la característica especial de que es un dispositivo médico que el paciente usa en su domicilio, son indispensables las revisiones para tener un control de tu salud ocular. En el instituto Oftalmológico Amigó pensamos que la salud de tus ojos es lo primero, por tanto, los imprevistos o las molestias derivadas exclusivamente del uso de lente de contacto de uno de nuestros pacientes de lentillas serán seguidas por uno de nuestros doctores sin coste adicional

Síguenos a través de las redes sociales:
Diseñado por sergiohm